miércoles, 24 de junio de 2009

La negra provincia de Flaubert

Alexei Butirskiy. Calle de París.
QUI LA META E PARTIRE. Para mí enigmático, o acaso no tanto, verso de Ungaretti en su poema "Lucca":

La ciudad tiene un movimiento timorato y fanático
Entre estas murallas únicamente se está de paso
Aquí la meta es marcharse.

Porque a pesar de ese movimiento timorato y fanático, a pesar de esas murallas que cierran el horizonte, es posible que la meta no consista tanto en dirigir los pasos hacia otro lugar de una real o imaginaria geografía, como en decir, en aprender a decir, Adios a todo eso, a todo lo que se convierte en un lastre; en estar en continuo viaje interior. La meta está en saber abandonar las estancias interiores que se han vuelto demasiado conocidas y en dirigirse hacia lo desconocido, en embarcarse una y otra vez en la aventura interior.

La negra provincia de Flaubert
Miguel Sánchez-Ostiz