lunes, 8 de junio de 2009

Microcosmos

T.C.Chiu. Espresso

Escribir significa saber que no se está en la Tierra Prometida y que no se podrá llegar nunca, pero continuar de todos modos, tenazmente, el camino en esa dirección, a través del desierto. Sentados en el café se está de viaje; como en un tren, en un hotel o por la calle, se llevan encima muy pocas cosas y no se puede recurrir a ninguna impronta personal, no se es nadie.

Microcosmos
Claudio Magris