lunes, 6 de julio de 2009

Místicos y Magos del Tibet

Vassi Koutsaftis. Monasterio de Tashilumpo, Tibet.
Cuando dejé Jigatzé y mi ermita volví a atravesar el Himalaya, bajando hacia la India. Con gran pesar abandoné aquella región mágica, donde durante varios años llevé una existencia increíble y cautivadora. Desde aquella antesala del Tibet no he hecho más que entrever las doctrinas y las prácticas curiosas que los cenáculos místicos del "país de las nieves" ocultan a los profanos.
Mi temporada en Jitgazé me reveló también el Tibet escolástico de los letrados, sus universidades monásticas, sus inmensas bibliotecas. ¡Cuántas cosas me quedan aún por conocer! Y me voy...
Estancia en Birmania. Retiro en las montañas Sagain, cerca de los Kamatangs, monjes contemplativos de la secta budista más austera.
Estancia en el Japón, en la quietud profunda del Tofokuji, monasterio de la secta Zen, que agrupa, desde hace muchos siglos, a la aristocracia intelectual del país.
Estancia en Corea, en Panya-an (monasterio de la sabiduría), eremitorio escondido en pleno bosque, donde algunos pensadores solitarios viven una vida de tranquilo ascetismo, sin pasión.

Místicos y Magos del Tibet
Alexandra David-Néel