lunes, 28 de septiembre de 2009

Rituales

Cees Nooteboom. Fotografía de Cristóbal Manuel.

Inni se acordó de una visita que hizo una vez al monasterio de benedictinos de Oosterhout con su amigo el escritor. Éste, que no era nada hablador, había pasado varias horas examinando y contemplando todo aquello, y por último se decidió a preguntar a un fraile anciano:
-¿No ha querido salir nunca de aquí?
La pregunta no pareció sorprender al veterano, quien le respondió de inmediato:
-La última vez que tuve ganas de hacerlo fue en 1929, cuando nos falló la calefacción.
Todos rieron la gracia, pero luego el monje preguntó al escritor:
-¿Y usted? No será éste el primer convento que visita, ¿verdad? ¿No ha querido entrar nunca?
La respuesta, de una sencillez aplastante, tampoco se hizo esperar. Inni no la olvidaría jamás.
-Mi monasterio es el mundo.

Traducción de Francisco Carrasquer.

Rituales
Cees Nooteboom