viernes, 9 de abril de 2010

Máximas

Leon Wells. Venecia.


XXVIII
Los sitios más alabados de la tierra, son tristes y desprovistos de encanto, cuando no llevamos a ellos nuestras esperanzas.

XXIX
Sucede con los lugares, lo que con las obras de los hombres: hecha su reputación, todo el mundo va a visitarlos y los admira, mientras que sin esto, otros que no tienen prestigio, podrían competir con ellos.
De los lugares citados, la mitad debe borrarse y dejar sólo la otra mitad, que es la digna de ser divinizada.

Máximas
Sainte-Beuve