sábado, 24 de abril de 2010

Por escrito gallina una

Julio Cortázar en París, Francia, 1969. Fotografía de Pierre Boulat.

Con lo que pasa es nosotras exaltante. Rápidamente del posesionadas mundo estamos hurra. Era un inofensivo aparentemente cohete lanzado Cañaveral americanos Cabo por los desde. Razones se desconocidas por órbita de la desvió, y probablemente algo al rozar invisible la tierra devolvió a. Cresta nos cayó en la paf, y mutación golpe entramos de. Rápidamente la multiplicar aprendiendo de tabla estamos, dotadas muy literatura para la somos de historia, química menos un poco, desastre ahora hasta deportes, no importa pero: de será gallinas cosmos el, carajo qué.

La vuelta al día en ochenta mundos
Julio Cortázar

2 comentarios:

carmensabes dijo...

Éste es una de esas joyitas que nos sigue sorprendiendo de Cortázar.
Muy gracioso y ocurrente el genio, para adictos al gran escritor y saborearlo como gran vino afrutado.


Besos Higinio

Higinio dijo...

Con Cortázar no hay término medio.O se lee gran parte de su obra (algunos toda)o no se lee nada.
Sus libros miscelánea, sus novelas, sus relatos, sus ensayos, su poesía son, como muy bien dices querida Carmensabes,únicamente para adictos.

Un fuerte abrazo Carmensabes