lunes, 24 de mayo de 2010

Historias del señor Keuner

Bertolt Brecht. Historias del señor Keuner.

Sócrates

Tras leer un libro de historia de la filosofía, el señor K. se expresó desfavorablemente sobre los intentos de los filósofos de presentar las cosas como incognoscibles por principio.
-Cuando los sofistas aseguraban saber mucho sin haber empero estudiado nada -comentó- salió el sofista Sócrates con la arrogante afirmación de que él sólo sabía que no sabía nada. Lógicamente debió haber añadido: pues yo tampoco he estudiado nada. (Para saber algo es preciso estudiar). Pero parece ser que no dijo más. Por otro lado, el enorme aplauso con que fue recibida su primera frase (aplauso que duró dos mil años) probablemente hubiera ahogado cualquier otra afirmación ulterior.

Traducción de Joaquín Rábago

Historias del señor Keuner
Bertolt Brecht