miércoles, 12 de mayo de 2010

Sobre los libros

Lynn Shaler. La colección privada.

Después del placer de poseer libros, poca cosa hay más dulce que hablar de ellos.

Sobre los libros
Charles Nodier

5 comentarios:

El patio dijo...

Una frase muy parecida a esta otra: "Me gusta mirar a los hombres, pero mucho más que mirarlos me gusta describirlos". No me pregunten de quién es porque no sabría decirlo, pero me pareció una frase hermosa, tanto como ésta.

El patio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ar Lor dijo...

Amiga El patio, de alguna manera has comparado a "un hombre", con "un libro".
Sin generalizar y basándome en mis endebles conocimientos de la sicología femenina sobre "preferencias" y
fuertemente apoyado en estereotipos, voy a preguntar si el "homo-liber" ideal "utópico", (se puede prescindir de la "u", al gusto de cada cual), puede ser algo parecido a esto:
"Homo-liber": De tapa dura, tamaño de Octavo (18 cm.) a Octavo mayor (19 a 22 cm.), son tamaños apropiados para poder manipularlos con comodidad.
Portada y contraportada, sin filigranas ni abultamientos excesivos de letras. Vamos, un anverso y
un reverso agradable al tacto y en general a la vista.
Portada y contraportada, han de estar sujetas por un lomo vigoroso, ornado por algún título, bien centrado en el tejuelo.
El cuerpo de la obra, noble y equilibrado, vamos, apropiado para atender los cambios de humor, cuando se lo está leyendo. Si es posible, dulce, lo cual no significa que el "libro" comience con la receta de una tarta, sino más bien, que endulce "esos" amargos días en que recurramos a su lectura. Con algo de humor, pero lo justo, como un puñadito de sal en el océano.
Que tenga una cinta, saliendo del lomo, para marcar alguna página con alguna fecha especial: un aniversario, un cumpleaños...etc.
Si viene en un estuche, mejor, para que se mantenga siempre lozano.
¡Ah! Se me olvidaba, algo muy importante, un Ex Libris, con un mensaje rotundo y disuasorio:
¡Éste libro no se presta!
Un saludo

El patio dijo...

Todos los estereotipos tienen su fundamento.

Perfecta tal descripción.

Saludos.

Marcelo dijo...

Brillante y lo comparto. Digo la frase porque los libros, no tanto.