lunes, 10 de mayo de 2010

Ssshhss. La musa duerme.


Ssshhss. 
La musa duerme.
Poetas, escritores, artistas,
no molestar.

21 comentarios:

Gavilán dijo...

Algunos la encontramos casi siempre dormida.

Higinio dijo...

ALGUNOS NI SABÍAMOS QUE EXISTE.

Saludos

Ar Lor dijo...

Algunos la oímos roncar y pasamos meses intentando desentrañar, lo que nos ha querido decir.
Y lo más gracioso de todo es que "los ronquidos" es lo mejor que tenemos.

Ar Lor dijo...

No se si se me ha entendico bien. Como mi musa ronca.
¡JJRRRRR...!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Ar Lor,

Puede que la Musa esté durmiendo, pero yo a mí mismo no me veo durmiendo, ni mucho menos, si la Musa es la que veo en la imagen. Creo que, con su impudicia y su desnudez erótica, los Instintos que se despertarían en mi serían bien otros, no los del sueño.

No estoy seguro de para qué, pero puedo asegurar que me faltarían manos y ojos ante tan grande delicia y hermosura sensual.

¡Bravo, amigo Ar Lor!.

Esta noche soñaré con la Musa.

Un abrazo,

Antonio

El patio dijo...

Señores, la musa que ahora duerme, (o ronca, Ar Lor), es fuente de inspiración masculina. ¿Son las musas invenciones de los poetas, escritores, artistas en general, en donde se inspiran sus deseos, sus frustraciones, sus tristezas, sus anhelos? ¿Son las musas inspiración sólo de los hombres?
¿Cómo se denomina aquello que nos inspira a las mujeres? Los musos, estimado don Antonio, ¿existen los musos? Qué mal suena esa palabra lejos de todo romanticismo, muso. ¿Quién duerme que las poetas, las escritoras y las artistas no deban molestar?

Ar Lor dijo...

Querido amigo Antonio, estoy seguro que respetarías el sueño de la musa, si acaso, te comerías algunas de las uvas, del racimo que le cuelga de la mano (tiene una buena melopea). Y tienes gran razón en lo que dices: esta musa inspira deseos y no precisamente de escribir.
Amiga El patio, admitido el reproche sexista, pero...Apolo, no me inspira y sus ronquidos no me parecerían tan deliciosos como los de la musa.
Si existen "musos" para las mujeres heteroxexuales (algunas mujeres pueden preferir musas), lo ignoro, de saberlo alguien, como muy bien dices, será nuestro amigo Antonio.
Un abrazo a los dos, porque no me atrevo a lanzar "un beso" a ambos.

J dijo...

Hola hay otra connotación a mi punto de ver más acertada, es el ange, y se tiene ange o malange... y no tienen sexo?

Saludos

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga El Patio y amigo Ar Lor,

Ambos vosotros me estáis retando, en el blog de Ar Lor, a que os diga quiénes son quienes y quien inspira a las mujeres, de la misma forma que son Las Musas las que inspiran a los hombres. No existe, que sepa yo, la palabra Muso.

Veamos: las mujeres son superiores a los hombres en todo, incluso en "eso". Los hombres os necesitamos a vosotras, las mujeres, y nos inspiramos en vosotras, o en vuestras representantes poéticas, Las Musas. No ocurre lo mismo viceversa. Las mujeres sois autosuficientes, tenéis de todo, incluso inspiración autógena, espontánea.

Vosotras os inspiráis mirándoos al espejo, el espejo de vuestra alma y vuestro interior.

Es que eso de que todos y todas somos iguales es una solemne tontería: vosotras, las mujeres sois diferentes, y la diferencia está en que sois superiores.

Sólo hay un momento y una circunstancia en la que, a mi modesto entender, vosotras, féminas, tenéis necesidad de los hombres: es cuando pretendéis convertiros en madres. Aquí nuestra colaboración es imprescindible.

Dicho también sea, de paso, que no comparto la ideología de esas mujeres que, en su locura feminista y feminizante, consideran que “se lo pueden hacer todo entre ellas y sin concurrencia masculina”.

No es lo mismo.

Os envío, amiga El Patio y amigo Ar Lor, un beso y un abrazo, según proceda en cada caso, porque yo, como bien sabéis, tengo mi Educación, mis Modales, y sé comportarme.

Antonio

carmensabes dijo...

Querido Ar Lor, creo apasionadamente en la inspiración, en las musas y también, en muchas ocasiones en mi caso, en los musos u hombres que me inspirarn a la hora de escribir, de beber y mirar hacia el atardecer con otro color, más dorado, más hermoso...

Te dejo este poema de Clara Janés para uso y disfrute del personal femenino... y masculino... seguro.


ESTUVE CON UN JOVEN...

Estuve con un joven
y supe al fin lo que era
el violento arrebato, la agilidad vibrátil,
cavidades melosas en la carnosa pulpa
suavemente entreabierta
hasta el linde dehiscente,
el perfecto engranaje,
la densidad precisa de jugos derramados,
la inclinación debida,
la posición exacta,
y la sabiduría del mutismo,
la belleza de un glande.

(Clara Janés)


-

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Tomo buena nota de lo que acaba de decir nuestra común amiga Carmensabes. Revisaré mis teorías y mis conceptos todos, y haré los cambios que considere oportunos en la línea de mis pensamientos.

Muchas gracias, querida Carmen, Carmensabes

carmensabes dijo...

Querido Antonio,
me encantan estos hilos que surgen mágicamente en las páginas amigas y que con un tema nos inspiremos para dar puntos de vista y disfrutar de los comentarios que van secediendo.
El hombre, el muso, es fuente también inagotable de inspiración y existen verdaderas joyas artísticas dedicadas a ellos.

Como a mí la poesía me resulta tan seductora, siempre me encanta mostrar algún poema al respecto.

En este caso de Gioconda Belli, dice así:



"Recorriéndote"
Quiero morder tu carne,
salada y fuerte,
empezar por tus brazos hermosos
como ramas de ceibo,
seguir por ese pecho con el que sueñan
mis sueños
ese pecho-cueva donde se esconde mi cabeza
hurgando la ternura,
ese pecho que suena a tambores y vida continuada.
Quedarme allí un rato largo
enredando mis manos
en ese bosquecito de arbustos que te crece
suave y negro bajo mi piel desnuda
seguir después hacia tu ombligo
hacia ese centro donde te empieza el cosquilleo,
irte besando, mordiendo,
hasta llegar allí
a ese lugarcito
-apretado y secreto-
que se alegra ante mi presencia
que se adelanta a recibirme
y viene a mí
en toda su dureza de macho enardecido.
Bajar luego a tus piernas
firmes como tus convicciones guerrilleras,
esas piernas donde tu estatura se asienta
con las que vienes a mí
con las que me sostienes,
las que enredas en la noche entre las mías
blandas y femeninas.
Besar tus pies, amor,
que tanto tienen que recorrer aún sin mí
y volver a escalarte
hasta apretar tu boca con la mía,
hasta llenarme toda de tu saliva
y tu aliento
hasta que entrés en mí
con la fuerza de la marea
y me invadás con tu ir y venir
de mar furioso
y quedemos los dos tendidos y sudados
en la arena de las sábanas.


--

Abrazos Antonio y Ar Lor por supuesto.

-

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Carmen Pascual, Carmensabes,

Me quedo sin palabras que replicar ante tu Sabiduría y tu Sensibilidad. ¡Me has convencido! ¿Qué quieres que diga? Eres un tesoro, un pozo de Sabiduría, Sensatez y Feminidad. Es verdad que existen Las Musas: no son nueve. Son diez, contando contigo.

En cuanto a los hombres que inspiran a las mujeres, por supuesto que yo también creo que existen. Como comprenderás, al decir lo que dije, me estaba saliendo la vena del humor y la ironía.

Es todo un placer.

Te envío un beso y el deseo de que seas Mi Musa.

Antonio

Ar Lor dijo...

Querida Carmen, dos "demoledores" poemas, el de Clara Janés y el de Gioconda Belli.
Si mis convicciones no fuesen igual de fuertes que las del amigo Antonio en cuanto a la
"superioridad de la mujer, sobre el hombre, me hallaría confundido e indeciso, sobre mis preferencias
sobre "musas" o "musos", a pesar de haber sido este último, descartado, por quien sabe de estas cosas.
En mi suprema ignorancia, desconocía que las poetisas, pueden cantar igual
de enardecidas que los poetas, a sus objetos amados. Y por supuesto se me ha abierto a la luz que has arrojado,
alguna estancia de la mente, que estaba en penumbra.
Amigo J, tienes razón, siempre se podría sustituir por algo único, algo andrógino, la
inspiración comun a hombres y mujeres. Aunque en el fondo, el debate latente que se da aquí, es
un capítulo de la "guerra de sexos", que tan hermosamente ha sido llevada al cine, en tantas
ocasiones.
un abrazo para los hombres y un beso para las mujeres.

carmensabes dijo...

Bueno amigos, antes de irme a trabajar, qué prosaico, qué mundano...
os dejo otro poema, de una autora por la que siento debilidad suma, se trata de Josefa Parra, he aquí su delicia:


Se levanta tu voz, se enrosca y se estremece,
serpiente y remolino, se enzarza en mis cabellos,
sube aún, se engrandece, se enajena en rugido
y pierde la noción del trino o la palabra.
Eres otro en tu voz. No conozco a ese hombre
que grita en el placer, delicioso extranjero
que habla lenguas angélicas en una cama impura.

De "Alcoba del agua" 2002



Besitosssss

Ar Lor dijo...

Querida Carmen, con el poema de Josefa Parra, se me tambalean nuevos bastiones.
¿"Eso bellísimo que canta Josefa Parra, puede hacer un hombre"?
Prometo (y ya van dos promesas que se te hacen aquí mismo), reconsiderar "todo".
Un beso, Carmen

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Ar Lor,

Oportunamente recibirás mis alabanzas a tus intervenciones en esta reflexión, la última que he escrito en mi espacio. Comparto tus alabanzas para Elena Clásica, pero también te aseguro que tus intervenciones demuestran una categoría, y un profundo sentido del humor y de lo práctico, que no tienen parangón.

Tienes toda mi complacencia para que intervengas aquí siempre que quieras. Te expreso mi más profundo agradecimiento y toda mi admiración.

Tus comentarios son tan irónicos, humorísticos y profundos, que hay que tomárselos muy en serio, y tus propuestas son, además de muy sensatas, de un sentido práctico que más de uno quisiera.

En cuento a nuestra común amiga, Elena Clásica, ¿qué puedo añadir yo a su Sabiduría, a su Sensatez, a sus profundos conocimientos? También a su sentido del rigor y la exactitud. Ha tenido la cortesía de dejarnos a todos un par de comentarios: el segundo es que no tiene desperdicio alguno. Cada palabra suya es un pozo de Sabiduría: uno, por lo menos yo, se da cuenta rápidamente de que, ante un Sol como es ella por el brillo que le da a todo lo que escribe, no nos queda más espacio que quedarnos con la sensación de que hay que ponerse a sus pies. Tan grande es su capacidad de expresión, y, claro, a esa capacidad de expresión corresponden un cúmulo de conocimientos que todos envidiamos, dicho sea de paso, en el mejor sentido de la palabra.

Un abrazo para ti, y un beso para nuestra Elena Clásica.

Antonio

elena clásica dijo...

Mi querido Ar Lor:

Tocada, hundida, con la bella y sugerente entrada y con el hilo conversacional y poético que se ha creado.
Besos gigantes de agradecimiento por las palabras que encuentro dedicadas a mi persona, en este foro maravillosos de amigos del arte y literatura. Infinitas gracias a todos.

En fin, después de disfrutar mil veces con vuestras anotaciones y con los poemas arrebatados de las poetisas: Clara Janés, Gioconda Belli y Josefa Parra, pues me gustaría compartir con vosotros, la siguiente cita de Federico García Lorca:

“Si es verdad que soy poeta por la gracia de Dios ‑o del demonio‑ también lo es que lo soy por la gracia de la técnica y del esfuerzo, y de darme cuenta en absoluto de lo que es un poema.”
Deja bien clara Lorca la importancia de la perseverancia en el trabajo, o como dice Estrella Morente: "la inspiración llega trabajando".

No obstante ello, el mismo Lorca sin quizás pretenderlo conscientemente habla de la inspiración en primer término, subyace esta idea parece en su alma, en su subconsciente, pues su aseveración se abre con la gracia de lo divino o lo antidivino, fuerzas cósmicas, intangibles, inexpresables sino para los poetas gigantes como él.

La Musa, por otro lado es el símbolo de la belleza artística y la inspiración, como personificación y creo que cada uno la puede concretar en su forma adecuada. Pero, creo que hay que evitar en esta figura toda suspicacia en lo referente al sexismo en las Artes, tan cierto por otro lado en otros casos. Recordemos la reivindicación que de la figura de Safo ya hizo nuestro sabio amigo Antonio Martín Ortiz.
Pues una cuestión es ese oscuro objeto del deseo, como diría Buñuel, representado en una mujer o en un hombre o en cualquier otra existencia o esencia, llámese objeto fetichista o idea abstracta a la que los artistas dediquen su arte y su genio; y otra diferente la figura arquetípica, simbólica, mitológica de la Musas representantes de la inspiración artística.
Dígamos que Venus es mujer pero su pequeño y travieso hijo es varón, el amor está equilibrado en la representación mitológica del panteón greco-romano. Y la inspiración, la belleza artística, la profundidad en la expresión y en la comprensión, los conceptos intelectuales los detentan en su mayoría diversas figuras femeninas. Ésta es una concesión a la primacía del intelecto femenino, amigas, no olvidemos que la representante de la inteligencia es Minerva, la de los ojos glaucos, nacida de la cabeza de Júpiter.
Voy a atreverme a homenajear a las Musas, espero estar acertada, lo hago confiada en que ante cualquier imprecisión, el Maestro Antonio acudirá raudo en mi ayuda. Las artes son mujeres, qué maravilla: Calíope es la poesía épica, Clío la historia, Polimnia la pantomima, Euterpe la flauta, Talía la comedia, Erato la lírica coral, Tepsícore la poesía ligera y la danza. Melpómene la tragedia. Uranía la astronomía.

(Continúa)

elena clásica dijo...

(Continuación)

Y ahora viene una curiosidad creo que bastante esclarecedora:

Juno enfadada por las constantes infidelidades de su marido, hizo nacer por sí misma, sin la intervención de Júpiter, a un hijo divino, Vulcano, que preside el trabajo de los herreros y de las artes del fuego. De esta manera también tenemos a una figura masculina de la inspiración artesanal. Pero los dioses miraron y alabaron mayormente el trabajo creativo e intelectual femenino.


No creo, pues, que el de las Musas sea un caso de sexismo, bien al contrario es un acto de generosidad hacia la capacidad creativa de la mujer, de la misma manera que Ar Lor y Antonio Martín Ortiz, nos brindan su admiración con tan excelentes palabras de alabanza. ¡Gracias, amigos!

Y volviendo al tema de la inspiración divina, ¿existe ésta? ¿Se trata de una labor de estudio, purificación técnica y trabajo intelectual? Yo creo que las dos son facetas del trabajo creativo que han de andar de la mano. A pesar de lo cual, opino que el genio viene dado por esas Musas inspiradoras, que con su soplo mágico se quedan mirando embelesadas a algún elegido, a éste le queda ratificar su Fortuna con un trabajo intenso, disciplinado o anárquico, pero constante para que sus obras brillen con la luz de las estrellas.
Vivan las Musas, el Arte, los artistas y los grandes que se pasean por aquí.

Un abrazo gigante para Ar Lor y todos los amigos

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena Clásica, Elena Pascual, Φίλη Ἑλένη,

Nada se puede añadir a lo dicho por ti: sólo alabar una vez más tu Sabiduría y tu equilibro. Eres capaz de hacer una perfecta síntesis de todo lo dicho, de forma que lo que pudiera parecer irreconciliable no lo es. Si yo fuese creyente al estilo usual, te diría que eres capaz de hacer milagros. Tu sabiduría no tiene límites, lo abarcas todo. Nada que añadir ni que rectificar por mi parte a las abundantes alusiones que haces al que considero una parte de mí, al Mundo Clásico. Eres mágica. Lo sabemos todos los que te conocemos de una forma o de otra.

Sólo añadir que ya, antes de Lorca, nuestro Horacio dijo:

Nil sine magno uita labore dedit mortalibus.
(Sermonum [Sátiras] liber primus, IX, 59-60)
Nada ha dado la vida a los mortales sin un gran esfuerzo
.

Creo que ahí está la auténtica Musa, como muy bien dices tú.

Un abrazo mítico,

Antonio

Ar Lor dijo...

Sine verba