domingo, 6 de junio de 2010

Titanic

Willy Stöwer. El naufragio del Titanic.

17-4-1912

El naufragio del Titanic, el más grande de los transatlánticos, colma los diarios. En su primer viaje ha sido abierto por un témpano de hielo. Apenas un millar de hombres han podido salvarse, de los cuatro mil que llevaba esa construcción diabólica, cargada de riquezas. Dos multimillonarios murieron ahogados. Mientras estos viajaban rodeados del más insultante lujo, en el fondo de la sentina había una especie de infierno, reservado a los inmigrantes pobres. Compadezco a éstos, pero ¿cómo no sentir el más dulce consuelo pensando en los otros? Excandescet in illos aqua maris.

Diarios
Léon Bloy

5 comentarios:

El patio dijo...

La leyenda (porque sin duda hay hechos que terminan desvirtuándose tanto, ya sea por su matiz trágico, romántico, etc, que terminan siendo leyendas)del Titanic, como los fracasos espaciales, o cualquier cosa que en la historia supusiera la superación del hombre, un paso adelente hacía el olimpo de los dioses, es como un varapalo para el orgullo, una friega de humildad.
Un barco gigantesco, lujoso, perfecto, y un fallo humano o la ironía de la madre naturaleza que pone una montañita de hielo delante, como si no hubiese inmensidad en el océano, y ya está, la gloria partida en dos, como un frágil cascarón de huevo. O una nave espacial que despega y ante los ojos atónitos de científicos, ingenieros, etc, etc, empieza a virar y explota o cae al mar, porque una diminuta pieza ha fallado... En fin, no somos nadie.

Mª Angélica de Diego Dawson dijo...

Pobres ricos pobres
y pobres ricos.

Ar Lor dijo...

Se decía del Titánic que "Ni dios podía hundirlo", tal era la confianza en su insumergibilidad. Pero un desastre de capitán y un témpano, se lo llevaron por delante.
Viene al pelo aquí, una cita de Macbeth: “La vida no es más que una sombra en marcha; un mal actor
que se pavonea y se agita una hora en el escenario
y después no vuelve a saberse de él: es un cuento
contado por un idiota, lleno de ruido y de furia,
que no significa nada”
Saludos, El patio

Ar Lor dijo...

Mª Angélica, si.

Mª Angélica de Diego Dawson dijo...

MMmm, es usted un buen entendedor, pero creo que siempre tiene una respuesta para todo. Pues no pensaba yo que creía que me iba a preguntar por los pobres y los ricos ya están, pobres, como si no estuvieran ahí metidos ya los pobres.