martes, 17 de agosto de 2010

Ego scriptor

Christophe Gauyau. Retrato de Paul Valéry.

Prefiero ser leído varias veces por una sola persona que una sola vez por varias.

Me he llamado a veces a mí mismo versificador porque esta palabra es clara y porque poeta no lo es.

Nos asombramos siempre cuando vemos que el crítico nos atribuye lo que le hace falta para criticarnos -y omite lo que hubiera evitado esta crítica.

Pensad en lo que hace falta para gustar a 3 millones de personas.
Paradoja: hace falta menos que para gustar a cien.

Cuadernos (1894-1945)
Paul Valéry