sábado, 4 de septiembre de 2010

Escribir

Franz Kafka, 1926. Retrato de autor desconocido. Fuente: Wikimedia.

Con frecuencia he pensado que la mejor forma de vida para mí consistiría en encerrarme en lo más hondo de una vasta cueva con una lámpara y todo lo necesario para escribir. Me traerían la comida y me la dejarían siempre lejos de donde yo estuviese instalado, detrás de la puerta más exterior de la cueva. Ir a buscarla, en camisón, a través de todas las bóvedas sería mi único paseo...

Cartas
Franz Kafka

5 comentarios:

Mariàngela Vilallonga dijo...

El vicio de la soledad, ergo de la escritura...

El patio dijo...

O una fobia insuperable a estar vivo.

Ar Lor dijo...

"encerrarme en lo más hondo de una "vasta cueva" con una lámpara y "todo lo necesario para escribir"".
Creo que Kafka en esa "vasta cueva", mete el mundo, que al fin y al cabo es "todo lo necesario para escribir".

Higinio dijo...

Con Kafka nunca se sabe, si es soledad o fobia u otra cosa.
Todos sus textos (cartas, cuentos, novelas), son ambiguos, es decir, que pueden entenderse de varios modos.


Un fuerte abrazo amigas Mariàngela y El Patio.

Gavilán dijo...

Kafka es la cueva.