miércoles, 17 de noviembre de 2010

Anatomía de la melancolía

Robert Burton. Anatomía de la melancolía.

La mejor manera para curar la melancolía, la más rápida y segura, de todos aceptada, es loci mutatio (cambio de lugar), enviarlos a lugares diversos, para que no puedan oír, ver, ni tengan oportunidad de buscarse de nuevo unos a otros, ni vivir juntos, soli cum sola (completamente aislados), como tantos gilbertinos. Elongatio a patria (salir al extranjero), es la norma de Savonarola, y el precepto de Gordonio, distrahatur ad loginquas regiones, embarcadlo en un viaje.

Anatomía de la melancolía
Robert Burton

3 comentarios:

Gavilán dijo...

Captado el mensaje, querido.

Francesc Cornadó dijo...

Marchar a un lugar recóndito donde ningún puñal te alcance o donde no lleguen los besos apócrifos.

Salud

Francesc Cornadó

El patio dijo...

No hace falta irse tan lejos, izemos una choza con una sábana, bajemos las persianas y encendamos una linterna.

Saludos.