martes, 15 de marzo de 2011

Aforismos, sentencias breves.

Juan Ramón Jiménez. Foto: Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez, 1923

Mi vocación de eterno está, como en el niño, en mi gran amor a lo presente.

¡Oriental y occidental a la vez, ay! ¡No tengo escapatoria!

En la soledad no se encuentra más que lo que se lleva a ella.

Vemos una escultura, leemos una poesía, oímos una canción antigua y nuestro mayor elojio es: "Parece de ahora".

Pensemos que el elojio mayor que un antiguo resucitado pudiese hacer de lo nuestro sería: "Parece de entonces".

Ningún día... sin romper un papel.

Poesía y prosa
Juan Ramón Jiménez