miércoles, 30 de marzo de 2011

Calila e Dimna

Calila e Dimna.

El viejo, su mujer y el ladrón.

Era un mercader rico, pero muy viejo, que tenía una mujer joven y hermosísima, a la que él mucho amaba. Una noche entró un ladrón en casa del mercader, y su mujer, que estaba despierta, tuvo tanto miedo, que se metió en la cama de su esposo y le abrazó tan reciamente, que lo despertó. Entonces él vio al ladrón y le dijo: "Toma cuanto pudieres llevar y vete sin miedo, porque me has dado la dicha de que mi mujer me abrace".

El viejo, su mujer y el ladrón.
Calila e Dimna

3 comentarios:

Baal dijo...

Que arte !

Francesc Cornadó dijo...

La mujer pagó su miedo con un precio muy elevado.
Esto del miedo no trae nada bueno.
Salud
Francesc Cornadó

Higinio dijo...

Los ladrones de hoy en día no se parecen en nada al del relato de 'Calila e Dimna' al que gustosamente acogeríamos en nuestra casa. Es un "buen ladrón".

Un fuerte abrazo, amigos Baal y Francesc Cornadó.