viernes, 22 de abril de 2011

Poema

Feng Jiang. Paisaje.

¡Cuánto te amé, Lago del Pez de Piedra,
con tu islote parejo a un pez nadando!
En su lomo está el Hoyo de la Taza de Vino,
y en torno a él se agitan suavemente las ondulantes aguas.
Desde la orilla envían los muchachos barquitos de madera;
cada barca transporta una taza de vino.
Los bebedores de la isla escancian las tazas de oloroso licor.
Y desplegando velas, tornan a la ribera.
Destácanse en la orilla los negros picos de las rocas,
bajo los cuales pasa una helada corriente.
Reconfortados por el vino, sumergimos las manos
en las frígidas aguas. ¡Oh, incomparable goze!
No ansío el oro, ni las ricas piedras;
no anhelo los birretes de mandarín, ni suntuosos carruajes.
Mas quisiera sentarme en la orilla rocosa de este lago
y contemplar sin fin su Pez de Piedra.

Traducción de Marcela de Juan

Poema
Yuan Chie