jueves, 7 de abril de 2011

Ser escritor

Abelardo Castillo. Foto tomada por Sylvia Iparraguirre.

Los novelistas y los editores creen que una novela es más importante que un cuento. No les creas. Sólo es más larga.

No publiques todas las estupideces que escribas. Tu viuda se encargará de eso.

Los sueños ajenos son invariablemente aburridos. Nunca olvides que tus propios sueños, para el otro, son ajenos.

Un albañil puede habitar la casa que construye, decía más o menos Sartre, un sastre usar el traje que ha hecho, un escritor no puede ser lector de su propio libro. Un libro es lo que los lectores ponen en él. Ningún escritor puede agregar un sentido nuevo a sus propias palabras. Si puede hacerlo, debería escribir el libro otra vez.

Ser escritor
Abelardo Castillo