domingo, 17 de julio de 2011

Apuntes rescatados

Elías Canetti, en su casa de Zurich en 1980. Fuente: El País.

Lo perfecto no deja entrar a nadie

Lo que un escritor no ve , no ha acontecido.

Tu pecado original: abrir la boca. Mientras escuchas, eres inocente.

Todos los hombres del mundo entero, todos los jóvenes venían a verlo a Hampstead.
Sólo está vivo quien deja que le molesten. Los que no son molestados , ya están muertos.

Encontrar a un asceta que nunca haya dicho nada que no fuera de vital importancia para él.

Traducción de Juan José del Solar

Hampstead. Apuntes rescatados, 1954-1971.
Elías Canetti