sábado, 13 de agosto de 2011

El tigre

Siyu. Tigre.

Tigre, tigre, que flameas
En las selvas de la noche
¿qué mano, qué ojo inmortal
se atrevió a plasmar tu aterradora simetría?

¿En qué lejano abismo, en qué distantes cielos
ardió el fuego de tus ojos?
¿Sobre qué alas se atrevió a ascender?
¿Qué mano tuvo la osadía de apresarlo?
¿Qué espada, qué arte fue capaz de urdir
las fibras de tu corazón?
Y cuando tu corazón empezó a latir,
¿qué mano, qué espantosos pies
pudieron sacarte de la honda fragua,
para acá traerte?
¿qué martillo te forjó? ¿qué cadena?
¿Qué yunque te batió? ¿Qué robusta mordaza
atrevióse a contener tus terrores pavorosos?

Cuando los astros lanzaron sus dardos
y el cielo regaron con lágrimas,
¿sonrió Él al ver su obra?
¿quien dio vida al cordero te creó a ti?

Tigre, tigre, que flameas
en las selvas de la noche
¿qué mano, qué ojo inmortal
se atrevió a plasmar tu aterradora simetría?

Traducción de Cristóbal Serra

El tigre
William Blake