martes, 15 de noviembre de 2011

Escribir

Marguerite Duras en el Petit Saint Benoit, París. Foto: Robert Doisneau.

En las ciudades, en los pueblos, en todas partes, los escritores son gente solitaria. En todas partes, y siempre, lo han sido.

La escritura es lo desconocido. Antes de escribir no sabemos nada de lo que vamos a escribir. Y con total lucidez.

Si se supiera algo de lo que se va a escribir, antes de hacerlo, antes de escribir, nunca se escribiría. No valdría la pena.

Traducción de Ana María Moix

Escribir
Marguerite Duras