viernes, 30 de diciembre de 2011

Diario íntimo


Jules Renard. Imagen de Wikimedia Commons.

1888
11 de octubre. Escribió un poema y lo empezó así: "¡Musa, no me digas nada!" ¡Musa, cállate!"

1895
13 de febrero. Sí, el cuento que yo escribo existe, perfecto, en algún lado, está en el aire. Lo único que tengo que hacer es encontrarlo y copiarlo.

1898
26 de abril. "En París no se puede trabajar". "En el campo no se puede trabajar". Reemplazar esas fórmulas por: "Se puede trabajar en todas partes":

Traducción de Emma P. Zappettini

Diario íntimo
Jules Renard