martes, 6 de diciembre de 2011

Gerês, 17 de agosto de 1958

Miriam Escofet. Olivo.

Soy, realmente, un geófago insaciable, que necesita diariamente algunos kilómetros de alimento. Devoro planicies como quien come obleas y me tiro a las serranías como a la borona de mi infancia. Es fisiológico, esto. Comer tierra es una practica tan vieja como el hombre. Antes de que ella lo engulla, la engulle él. Lo peor, en mi caso concreto, es que exagero. Me atiborro de horizontes, de montañas, y después me siento casi una provincia suplementaria de Portugal. Una provincia aún más pobre que las otras, que únicamente produce unos estériles y tristes versos...

Traducción de Eloísa Álvarez

Diario (1932-1987)
Miguel Torga

3 comentarios:

Baal dijo...

Hola, necesito tu ayuda. ¿ Si tuvieses que reunir un número de libros para fomentar la lectura entre jóvenes de 14 a 17 años, que fuese amena, atractiva,atrayente, con valor y amenos qué me aconsejarías ?. Por favor mo me des un número de libros superior a 100, son muchos. Tal vez si recuerdas como te formaste tú, nos venga muy bien. Se trata de que alcancen conocimientos amando la lectura a medida que aprenden.

Bueno, disculpame por entras así de sopetón.

Un saludo afectuoso.

Higinio dijo...

De los 14 a los 17 años es la edad del instituto. Es una edad maravillosa a pesar de los temidos exámenes.
Leer y leer es la clave, pasar de los tebeos a los libros y de los libros a los tebeos. Si te atrapa es una patria que ya nunca abandonarás.

Unos pocos libros que me atrevo a sugerir son:

Pedro Ugarte: "Noticia de tierras improbables".
Cristina Fernández Cubas: "Mi hermana Elba".
Jesús Ferrero: "Bélver Yin".
Jorge Luis Borges: "El Aleph", "El hacedor".
Augusto Monterroso: "La oveja negra y demás fábulas".
Alberto Manguel: "Una historia de la lectura".
Louis Pauwels y Jacques Bergier: "El retorno de los brujos".
T.Lobsang Rampa. "El tercer ojo".
Lin Yutang: "La importancia de vivir".
Thomas Bernhard: "El imitador de voces".
Fernando Pessoa: "Libro del desasosiego".
Y mucha poesía.

Un fuerte abrazo, amigo Baal.

Baal dijo...

Guaaauuuuuuuuuu, qué amable!, muchisimas gracias.