jueves, 16 de febrero de 2012

Testamento

Harry Kwinkelenberg. Bureau. Escritorio.

No le dejo nada a nadie. El resto pueden repartírselo.

Testamento
José Luis Zárate