sábado, 28 de abril de 2012

Las caracolas

Antonio Cazorla. Sonidos del mar.

¿Que por qué hay tanta gente? Por las caracolas, señor. En esta playa vienen cada noche, con la marea, unas caracolas muy extrañas, si se ponen al oído no se escucha el rumor del mar sino las últimas palabras de los ahogados, cada caracola es un muerto y hay millones llegando cada noche, y vienen a recogerlas no sé para qué, algunos las coleccionan y hay otros que buscan a alguien que el mar devoró hace mucho, y la gente viene a millares, todas buscando unas voces pasadas, esos instantes últimos, la paz del silencio súbito después de la frase final de los muertos, y la gente no puede esperar a que la marea traiga las caracolas y entra al mar para buscarlas y nunca salen si no es en forma de caracolas que, según creemos aquí, son eternas y de mala suerte.

Las caracolas
José Luis Zárate