martes, 31 de julio de 2012

La poesía

Pablo Neruda. Memorial de Isla Negra.

Yo no sabía qué decir, mi boca
no sabía
nombrar,
mis ojos eran ciegos,
y algo golpeaba en mi alma,
fiebre o alas perdidas,
y me fui haciendo solo,
descifrando
aquella quemadura,
y escribí la primera línea vaga,
vaga, sin cuerpo, pura
tontería,
pura sabiduría
del que no sabe nada,
y vi de pronto
el cielo
desgranado
y abierto,
planetas,
plantaciones palpitantes,
la sombra perforada,
acribillada,
por flechas, fuego y flores,
la noche arrolladora, el universo.
(Fragmento)

Memorial de Isla Negra (1964)
Pablo Neruda