viernes, 24 de agosto de 2012

Infancia (Fragmento)

Arthur Rimbaud, fotografiado por Etienne Carjat en 1871.

IV
Soy el santo, en oración en la terraza, cuando las bestias llegan hasta el mar de Palestina.

Soy el sabio en el sillón sombrío. Las ramas y la lluvia golpean la ventana de la biblioteca.

Soy el caminante de la ancha carretera entre los bosques enanos; el rumor de las esclusas cubre mis pasos. Por largo tiempo veo la melancólica lejía de oro del poniente.

Sería gustoso el niño abandonado en el muelle que partió hacia la alta mar, el pajecillo que sigue la alameda cuya frente toca el cielo.

Los senderos son ásperos. Los montículos se cubren de retamas. El aire está inmóvil. ¡Qué lejos los pájaros y las fuentes! Tiene que ser el fin del mundo, si avanzamos.

Traducción de Cintio Vitier

Iluminaciones
Arthur Rimbaud