miércoles, 5 de septiembre de 2012

El secreto de Joe Gould

Joseph Mitchell. El secreto de Joe Gould.

Gould llamaba a su libro "Una historia oral", título al que a veces añadía "de nuestro tiempo". Según la describía él, la Historia oral consistía en cosas que había oído y, por considerarlas significativas, había ido apuntando, bien literalmente, bien resumiéndolas -estas historias versaban sobre cualquier cosa, desde una observación captada en la calle hasta una inacabable conversación en una sala llena de gente-, así como en textos que las comentaban. Algunas cosas dichas tenían un significado evidente y nada más, decía Gould, pero en otras, a menudo sin que el propio sujeto los sospechara, subyacían otros significados bajo el primero. Lo que la Historia oral recogía era esto último. Él profesaba la creencia de que tenían una gran significación histórica oculta. Decía que acaso contuvieran señales premonitorias -señales premonitorias de cataclismos, como los escritos en los muros antes de la caída de un reino- y le gustaba citar un pareado de los "Augurios de inocencia" de William Blake:

El grito de la ramera de calle en calle
tejerá la mortaja de Inglaterra.

Según él, todo dependía de cómo se interpretase lo que la gente dice, y no todo el mundo estaba en condiciones de interpretarlo. "Sí, tiene razón", le replicó una vez a un detractor de la Historia oral , "son cosas que oigo decir a la gente, nada más, pero a lo mejor yo tengo una capacidad peculiar; quizá entiendo el significado de lo que dicen, puedo leer por dentro. Puede que usted oiga conversar a dos viejos en un bar o a dos damas en un parque y piense que son pamplinas, pero tal vez en la misma conversación yo encuentre un significado histórico profundo".
Y en otra ocasión dijo: "Tal vez, así como se lee a Gibbons para saber por qué cayó el Imperio Romano, un día se lea la Historia oral de Gould para saber qué nos pasó a nosotros".

Traducción de Marcelo Cohen

El secreto de Joe Gould
Joseph Mitchell