sábado, 5 de enero de 2013

La sueñera

Ana María Shua. La sueñera.

69
Despiértese, que es tarde, me grita desde la puerta un hombre extraño. Despiértese usted, que buena falta le hace, le contesto yo. Pero el muy obstinado me sigue soñando.

100
Mientras Aladino duerme, su mujer frota dulcemente su lámpara maravillosa. En esas condiciones, ¿qué genio podría resistirse?

La sueñera (1996)
Ana María Shua

2 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

Genial el genio que no se resiste.
Salud
Francesc Cornadó

Higinio dijo...

Tienes toda la razón. A veces, no resistirse es la postura ideal.

Un fuerte abrazo, amigo Francesc Cornadó.