viernes, 11 de enero de 2013

Viajes

Peter Melan. Ex Libris de Johan Souverein.

Para que el viaje fuera una solución y no un simple alivio, el que va no debiera llevarse. De todos modos, el alivio de partir vale la pena.
Es curioso cómo cualquier lugar, después de un tiempo, se convierte en nuestra casa.
Dijo otro que los viajes nos deparan la revelación de que la vida es mientras tanto.

El lector que haya sobrellevado temporadas en ciudades lejanas habrá descubierto, como yo, que la soledad, con su interminable monólogo interior y el rosario de nimias decisiones -ahora hago esto, ahora aquello- peligrosamente se parece a la locura.

En cuanto a los viajes, todos tienen dos partes. La primera parte está dominada por los trámites incomodísimos y la necesidad de adaptarse. La segunda mitad pertenece a la nostalgia (...) Es la nostalgia por todos los lugares de los cuales uno se va yendo.

Del libro ABC de Adolfo Bioy Casares de Daniel Martino

Apuntes
Adolfo Bioy Casares