viernes, 22 de marzo de 2013

El Tigre

Huang Kawn Ling. Tigre en la espesura.

Tigre, tigre, que ardes vivo por los arbolados de la noche, ¿qué mano, qué ojo inmortal pudo organizar tu pavorosa simetría?
¿En qué abismos, en qué firmamentos distantes llameaba el fuego de tus ojos? ¿Con qué alas osó quién atreverse? El fuego aquél, ¿qué mano se resolvió a cojerlo?
¿Y qué hombro y qué mañana pudo retorcer los tendones de tu corazón? Y cuando tu corazón empezó a latir, ¿quién fué la terrible mano, quién los pies terribles?
¿Cuál fue el martillo, cuál la cadena? ¿En qué fragua cayó tu cerebro? ¿Cuál fue el yunque? ¿Qué garra tremenda se arriesgó a apresar sus espantos mortales?
Cuando las estrellas arrojaron sus lanzas y regaron el cielo con sus lágrimas, ¿sonrió Él mirando su obra? ¿Él que hizo al Cordero, te hizo a ti?
¡Tigre, tigre, que ardes vivo por los arbolados de la noche, ¿qué mano, qué ojo inmortal se decidió a cuajar tu pavorosa simetría? 

Traducción de Juan Ramón Jiménez

El Tigre
William Blake

2 comentarios:

Marta Ortiz dijo...

Hola, lo usé para la entrada del hexagrama 10. Dice "pisa la cola del tigre y no sale herido" ¡Epa! ¿Cómo es éso?

Gracias Higinio!

Higinio dijo...

He leído tu entrada "Hexagrama 10, Lü, Pisar. El método" de tu blog Abate Soderini y soy yo quien te da las gracias.

Un fuerte abrazo, amiga Marta.