lunes, 6 de mayo de 2013

Rubaiyat

Herbert Cole. Rubaiyat.

Pobre hombre, nunca sabrás nada.
No dilucidarás jamás ni uno solo de los misterios que nos rodean.
Puesto que las religiones te prometen el Paraíso,
cuida de crearte uno sobre esta tierra porque el otro quizá no existe.

Traducción de Ramón Hervás

Rubaiyat
Omar Khayyam