miércoles, 29 de mayo de 2013

Una verja

Carl Sandburg, fotografiado por Allan Grant en 1953.

TERMINADA la casa de piedra ante el lago, los obreros empiezan a construir la verja.
Los barrotes son de hierro y acaban en puntas de acero que pueden matar al hombre
que caiga encima de ellos.
Como verja es una obra maestra: alejará a la chusma, a los vagabundos, a los hambrientos
y a los niños errantes que buscan un sitio donde jugar.
A través de los barrotes y por encima de las puntas de acero, no pasará nada,
excepto la Muerte, la Lluvia y el Mañana.

Versión de Agustí Bartra

Antología
Carl Sandburg