lunes, 8 de julio de 2013

Mariposas monarca

Derek Ramsey. Mariposa monarca. Danaus Plexippus. (Wikipedia)

Para todos aquellos que sientan alguna curiosidad por saber quiénes somos, apunto, a continuación, los siguientes datos:
a) Nuestras antepasadas, hace millones de años, nacieron en el calor, cuando la Tierra todavía humeaba y los animales de sangre caliente aún no habían nacido. Pasaron los siglos, el mundo se fue enfriando y se extinguieron otros insectos gigantes. Nosotras, sin embargo, conseguimos reducir nuestro tamaño y sobrevivir en las regiones templadas.
b) Cada año cuando los árboles enrojecen, sentimos la llamada del Trópico. Remontamos entonces el vuelo, y dejándonos conducir por el instinto, abandonamos las zonas templadas y enfilamos el rumbo que habrá de conducirnos a las tierras calientes de nuestros antepasados. 
c) Somos, en efecto, las mariposas migratorias más famosas, las únicas que tienen una migración regular estacional, con el consiguiente vuelo de regreso a las regiones que abandonaron. Nos reunimos a millones y nuestro enjambre llega a oscurecer el sol. Sobrevolamos las mayores ciudades e incluso los mares y no tememos a las aves rapaces, porque ellas saben bien que nuestro cuerpo, correoso y duro, tiene un sabor nauseabundo.
d) Cuando establecemos un alto en el camino, elegimos para descansar los mismos lugares que el año anterior utilizaron otros enjambres de hermanas. Nos posamos sobre una rama y somos tantas que algunas veces sucede que la rama se quiebra bajo nuestro peso.
e) Los hombres, ellos sabrán por qué, nos dieron el nombre de Mariposas Monarca, pero lo cierto es que cuando nos reunimos a millones sobre la rama de un árbol y la rama acaba desgajándose del tronco, simbolizamos, más que monarquías aristocratizantes, la inmensa fuerza del pueblo que permanece unido y que, con el poder del número, consigue abatir verdes bastillas tropicales.

Bestiario (1988)
Javier Tomeo