viernes, 30 de agosto de 2013

Ensayos escogidos

Ralph Waldo Emerson. Fuente de la imagen: Wikipedia.

Hay un momento en la formación de todo hombre en que llega a la convicción de que tiene que tomarse a sí mismo, bueno o malo, como su propia porción, que aunque el ancho mundo esté lleno de oro, no le llegará ni un grano de trigo por otro conducto que por el del trabajo que dedique al trozo de terreno que le ha tocado en suerte cultivar.

Traducción de Antonio Dorta

Ensayos escogidos
Ralph Waldo Emerson