viernes, 20 de septiembre de 2013

La mar escrita

Rosa María Noval. Gaviotas en la playa de Vega Llanes (Asturias).

Esta es la capital de las gaviotas.

Las gaviotas están tranquilas
allí, las gaviotas se quedan en
los sitios tranquilos. No se
parecen a nada. Pero reinan
en las arenas invisibles  y en los libros
de los escritores. Y junto a los soles y
las horas detenidas por la fuerza
invisible del mar y las arenas.

Son lugares a los que se vuelve
siempre, para ver si se sigue vivo
de cara a las gaviotas.

La mer écrite
Poema tomado de la revista El Urogallo, noviembre de 1996.

La mar escrita
Marguerite Duras