sábado, 26 de abril de 2014

Política de Dios y gobierno de Cristo

Francisco de Quevedo. Política de Dios y gobierno de Cristo.

Los ministros de los reyes no han de comer otra cosa sino langostas. Este animal consume las siembras, destruye los frutos de la tierra, introduce el hambre y esteriliza la abundancia de los campos; destruye los labradores y remata los pobres. El alimento del ministro han de ser estas langostas, ésta ha de comer, no las cosechas, no los frutos de la tierra, no los labradores, no los pobres. Ha de comer, Señor, a los que se los comen y los arruinan; porque yo digo a vuestra majestad que el ministro que no come esta langosta, es langosta que consume los reinos.

Política de Dios y gobierno de Cristo
Francisco de Quevedo (1580-1645)