sábado, 17 de mayo de 2014

Sun Bi Zhen

Pu Songling. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Sun Bi Zhen estaba cruzando en barco el río Yant-tsé cuando se desató una gran tormenta. El barco cabeceaba peligrosamente y el pánico cundió entre los pasajeros. En esos instantes apareció entre las nubes un espíritu. Iba guarnecido de armaduras de oro y sujetaba en la mano un gran pliego extendido en el que habían escrito, en letra de oro, tres caracteres:

SUN BI ZHEN

Los pasajeros del barco, después de interpretar el mensaje, se acercaron en actitud amenazadora a Sun Bi Zhen.
-¡Desgraciado! -le dijeron-, ¡Has incurrido en la cólera del cielo! ¡Vete ahora mismo, para que tu castigo no recaiga también sobre nosostros!
Sin darle tiempo a hablar lo metieron en un bote, lo echaron al agua y lo obligaron a alejarse del barco con gritos y amenazas.
Cuando Sun Bi Zhen se volvió a mirar, el barco se había hundido.

Traducción de Laura A. Rovetta y Laureano Ramírez

Cuentos de Liao Zhai
Pu Songling (1640-1715)