sábado, 28 de junio de 2014

Combate con la imagen

Jean Giraudoux. Combate con la imagen.

Carece de marco. Se niega a tenerlo. Por lo menos hace como si se negase. Y como no lo tiene, como no tiene armella, como no hay clavo, como no hay cómoda, como no hay papel de seda para envolverlo y meterlo en un cajón, como no tiene alas y no puede mantenerse en el aire, permanece sobre la mesa, apoyado en la pared. No es culpa suya, pero si almuerzo ahí está; si escribo, está ahí. Sus colores también son discretos. El rosa, el azul, son pálidos. Sus ojos quizá resulten vivos, pero nunca los veré: se trata del retrato de la durmiente que no los abre sino cuando no se la mira. Respirar no respira, sino cuando no se la oye. Oler no olerá a nada, a no ser que nos sepa constipados... Pero cumplirá al segundo su cometido, que es estar ahí.

Traducción de José-Benito Alique

Combate con la imagen
Jean Giraudoux