jueves, 18 de diciembre de 2014

Abierto a todas horas

Rafael Alberti. Abierto a todas horas.

Este bosque, este bosque
es igual que otros bosques.
Y, sin embargo, yo quizás quisiera
estar en otros bosques.


Una vaca llovida,
angustiada, anhelando
la alta rama de un álamo.
Un carro de ruidos cruza las nubes. Tiembla
el mundo. Cae un rayo.


Miro la tierra, aislo
en mis ojos, atento, una pulgada.
¿Qué desconsolador, feroz y amargo
lo que acontece en ella?

Abierto a todas horas (1962)
Rafael Alberti