sábado, 14 de febrero de 2015

La pálida luna alumbra entre nubes dispersas en el cielo otoñal

Ilustración de Zhao Kailin.

La pálida luna alumbra entre nubes dispersas en el cielo otoñal.
La embriagadora belleza de la escarcha pesa sobre el follage y 
lo humilla hacia el frío del torrente.
Sola ante la ventana, soporto el peso de los días, y nada viene a aligerarlo.
Y compongo poemas que voy borrando a medida que los corrijo.
A lo largo de la balaustrada, florece el oro de los crisantemos.
El odioso clamor de las cigüeñas deja caer su pesadumbre del cielo glacial.
Y yo, tras la celosía, en la soledad de mi solitario pabellón,
¡sola, quemando perfumes, y soñando... sola!

Traducción de Marcela de Juan (Ma Ce Huang)

La pálida luna alumbra entre nubes dispersas en el cielo otoñal
Chao Su Cheng (Siglo XII)