miércoles, 13 de mayo de 2015

Dichos

Rafael Cadenas, fotografiado por Lisbeth Salas.

Sondear ese extraño que uno es. ¿Pero quién indaga? Alguien perdido sale a buscar a alguien perdido.

Cualquier hombre es una agresividad en busca de una bandera.

Lo más importante es lo que no puede ser hallado.

Todo hombre es antiquísimo, pero no lo quiere saber.

Quien no busca, es.

Somos arenas susurrantes.

Digámoslo en voz baja para que la vida no lo oiga: somos personajes.

La vida, ese hecho deslumbrante, inasible, tremendo, no es suficiente para el hombre. Él exige más, y por supuesto, nada puede aplacar su descontento.

En cada cosa comienza o termina el universo.

Lo inmediato, esa cima.

Dichos
Rafael Cadenas