martes, 14 de julio de 2015

Rubaiyyat

Mona Trad Dabaji. Omar Khayyam a la hora de la siesta.

¡Qué vil, este corazón que no sabe amar,
que no puede embriagarse de amor!
Si tú no amas, ¿cómo puedes apreciar
la cegadora luz del sol y la suave claridad de la luna?

Ya nada me interesa. ¡Levántate y escánciame vino!
Esta noche tu boca es la más bella rosa del universo...
¡Vino! Que sea rojo como tus mejillas
y que mis remordimientos sean tan ligeros como tus bucles.

¿Trataré aún durante mucho tiempo llenar de piedras el Océano?
No siento más que desprecio por los libertinos y los devotos.
Khayyam, ¿quién puede afirmar que tú irás al Cielo o al Infierno?
Primero, ¿qué es Cielo o Infierno? ¿Conoces a algún viajero que haya visitado territorios tan singulares?

Traducción de Ramón Hervás

Rubaiyyat
Omar Khayyam