martes, 8 de marzo de 2016

No pienses en las cosas que fueron y pasaron

Jet Lee. Hado, destino.

No pienses en las cosas que fueron y pasaron;
pensar en lo que fue es añoranza inútil.
No pienses en lo que ha de suceder;
pensar en el futuro es impaciencia vana.
Es mejor que de día te sientes como un saco en la silla;
que de noche te tiendas como una piedra en el lecho.
Cuando viene el yantar abre la boca;
cierra los ojos cuando viene el sueño.

Po Chu Yi (722-846)
Poeta precoz, Po Chu Yi escribe desde los nueve años. Nace en la provincia de Shenai, en el pueblo de Tai Yuan. Varias veces es favorito y luego, por calumnia, es exiliado de la corte, pero al fin le nombran gobernador de la provincia de Honan. Compra en Loyang una preciosa casa con jardín y allí toca el laúd y lee libros, transcurriendo en ella el período más feliz de su vida.
Su lenguaje poético es sencillo y los temas que elige muy variados y a veces realistas. Cuentan que, antes de publicarlos, leía sus poemas a la sirvienta y los destrozaba si ésta no los comprendía.

Del libro Poesía china: del siglo XXII a. C. a las canciones de la revolución cultural.
Prólogo, traducción y notas de Marcela de Juan (Ma Ce Huang)

No pienses en las cosa que fueron y pasaron
Po Chu Yi (722-846)