viernes, 13 de mayo de 2016

Elogio del libro

Matthias Stom. Joven leyendo a la luz de una vela.

El acto de leer, en efecto, es todavía hoy, y lo seguirá sindo en adelante, el medio más eficaz de adquirir conocimientos, el mayor y mejor instrumento de la cultura, porque en los libros está todo: las grandes ideas de la humanidad, los hechos relevantes, los sentimientos más profundos, las más nobles empresas humanas. 

Sin libros no habría dioses ni mitos, ni arte, ni poesía, ni ciencia, ni la posibilidad del progreso constante de la tecnología.

Porque no hay soporte como el papel —acariciable casi como la piel humana— que permita simultanear breves reposos de la lectura con la reflexión, la cual es chispa o destello, siempre, de nuevas ideas recreadas, o fijación definitiva de saberes, gustosa y voluntariamente buscados y aprendidos.

Elogio del libro
José Antonio Pérez-Rioja