jueves, 16 de junio de 2016

Botánica del caos

Ana María Shua. Botánica del caos.

Por falta de pruebas

Saltos enormes, de veinte o treinta metros de largo en los que me elevo por encima de las copas de los árboles y sin embargo son solo eso, saltos: la prueba cruel de que no levanto vuelo.

El mapa del tesoro

Dos pícaros le venden a un tonto el mapa de un tesoro. El tonto cava en el lugar indicado y no encuentra nada. Los pícaros apuestan el dinero en el casino y ganan una fortuna.
La mujer del tonto lo abandona y se va con uno de los pícaros o quizás con los dos. El tonto se sienta a la puerta de su choza a lamentarse de la ruptura de los códigos tradicionales y cada vez que pasa un autor contemporáneo le tira piedras. Por suerte, además de ser tonto, tiene mala puntería.

Botánica del caos (2000)
Ana María Shua