martes, 14 de junio de 2016

Frankalmoigne

Ambrose Bierce, en 1892. Foto: Wikipedia Commons.

frankalmoigne, s. Sistema por el que una congregación religiosa consigue la propiedad de unas tierras a condición de rogar por el alma del donante. En la Edad Media, muchas de las fraternidades religiosas más ricas obtenían sus propiedades de ese modo sencillo y barato y, en una ocasión, Enrique VIII de Inglaterra envió a un funcionario a confiscar ciertas vastas posesiones que una hermandad de monjes había conseguido por frankalmoigne. "¡Cómo! -dijo el prior-, ¿es que tu señor quiere prolongar la estancia del alma de nuestro benefactor en el purgatorio?" "Ay -respondió el funcionario con frialdad-, y si ustedes no rezan por él porque ya nada les da, hasta es posible que arda en las llamas del infierno." "Pero fíjate, hijo mío -insistió el buen hombre-, este acto tiene la categoría de un robo a Dios." "No, qué va, mi buen padre, mi señor, el rey, le libra así de las múltiples tentaciones de la excesiva riqueza."

fugarse, v. prnl: «Moverse de una manera extraña», por lo general con las posesiones de otro.

futuro, s. Período de tiempo en el que nos van bien las cosas, nuestros amigos son sinceros y nuestra felicidad está asegurada.

Traducción de Vicente Campos

El diccionario del diablo
Ambrose Bierce (1842-1914)