viernes, 22 de julio de 2016

Eclesiastés

Santa Biblia.

Advertencia
 
Llamaron los griegos Eclesiastés, nombre que significa Predicador, a este libro de la Sagrada Escritura, llamado entre los hebreos Cohéleth, terminación femenina, que significa Predicadora, porque en él la divina sabiduría predica contra la vanidad y fragilidad de las cosas humanas, para que los hombres aprendan a gobernarse sabiamente mientras viven en este mundo y sepan enderezar sus pasos hacia la eterna bienaventuranza.

Capítulo III

1. Todas las cosas tienen su tiempo, y todo lo que hay debajo del cielo pasa en el término que se le ha prescrito.
2. Hay tiempo de nacer y tiempo de morir; tiempo de plantar y tiempo de arrancar lo que se plantó.
3. Tiempo de dar muerte y tiempo de dar vida; tiempo de derribar y tiempo de edificar.
4. Tiempo de llorar y tiempo de reir; tiempo de luto y tiempo de gala.
5. Tiempo de esparcir piedras y tiempo de recogerlas; tiempo de abrazar y tiempo de alejarse de los abrazos.
6. Tiempo de ganar y tiempo de perder; tiempo de conservar y tiempo de arrojar.
7. Tiempo de rasgar y tiempo de coser; tiempo de callar y tiempo de hablar.
8. Tiempo de amor y tiempo de odio; tiempo de guerra y tiempo de paz.
9. Y al cabo, ¿qué fruto saca el hombre de su trabajo?
10. He visto la pena que ha dado Dios a los hijos de los hombres para su tormento.
11. Todas las cosas que hizo Dios son buenas, usadas a su tiempo; y el Señor entregó el mundo a las vanas disputas de los hombres; de suerte que ninguno de ellos puede entender perfectamente las obras que Dios crió desde el principio hasta el fin.
12. Y así he conocido que lo mejor de todo es estar alegre, y hacer buenas obras mientras vivimos.

La Sagrada Biblia, traducida de la Vulgata Latina al español por Félix Torres Amat

La Biblia
Eclesiastés