domingo, 23 de octubre de 2016

Bajo la espada de Damocles

Richard Westall. La espada de Damocles.

Estar bajo la espada de Damocles es estar bajo la amenaza persistente de un peligro. Leemos en la prensa: «El "efecto 2000", una espada de Damocles sobre Rusia». Esta locución proviene de un episodio de la Antigüedad que nos cuenta Cicerón en Tusculanas (V, 20-22). Damocles era un cortesano de Dionisio el Viejo, rey de Siracusa (Sicilia) a comienzos del siglo IV a.C. Como este cortesano acostumbraba a ponderar la felicidad de los reyes, Dionisio, en una ocasión, le cedió su puesto, ordenando que le trataran a cuerpo de rey para que gustara por sí mismo tanta felicidad. Rodeado por un lujo fastuoso y atendido por bellos mancebos que a la menor señal le servían suculentos manjares, Damocles se sentía feliz. Hasta que vio sobre su cabeza, pendiente del techo y apenas sostenida por una crin de caballo, una afilada espada. Esto le hizo ver que los reyes viven en una constante inquietud y pidió permiso para abandonar, pues «ya no deseaba ser feliz».
Estar bajo la espada de Damocles es expresión que seguimos utilizando como advertencia cuando, en momentos de paz y prosperidad, acecha y amenaza algún peligro.

Estar al loro (2005)
José Luis García Remiro