jueves, 29 de diciembre de 2016

Pensamientos

Retrato de Giacomo Leopardi por D. Morelli.

CVII

Muchas tonterías se dicen en público por el simple afán de hablar. Pero el joven que en algo se estima a sí mismo, cuando se introduce en el mundo por primera vez, fácilmente comete otro defecto, es decir: que para hablar espera que en su vida ocurran cosas extraordinariamente bellas e importantes. Así, esperando, acaece que no habla nunca. La más sensata conversación del mundo y la más estrepitosa se componen, en su mayor parte, de dichos y de razonamientos frívolos y ordinarios, con los que, de cualquier modo, se procurará pasar el tiempo hablando. Y es necesario que cada cual se decida a decir las cosas más comunes, para decir las no comunes sólo a veces.

Traducción de Antonio Colinas

Pensamientos
Giacomo Leopardi (1798-1837)