domingo, 3 de enero de 2010

Dícese de ellos, que no hacen adulterio


Fuente de la imagen: strangescience
El ente dilucidado
Discurso único novissimo que muestra ay en naturaleza Animales irracionales 
invisibles y quales sean
Ejemplo noveno
824. También se hallan en los elefantes sombras de la penitencia, castidad, y observancia: pues en cuanto a la primera, se dice de ellos, que cuando alguno arrebatado de cólera se descomide con su Maestro, pasada la ira, llora su culpa, y hace penitencia de ella con ayunos.
Y en cuanto a la segunda, se dice de ellos, que no se juntan, sino de tres a tres años, o de dos en dos, y esto en lugar secreto, y por necesidad para conservar su especie; y aun dicen, que el año que se junta, no se juntan más que cinco días, y que al sexto se van a bañar al río, antes que vuelvan a su escuadrón. Dícese de ellos, que no hacen adulterio, ni tienen pendencia entre sí por las hembras, por ser esto tan pernicioso, como se ve en los demás animales.
825: Y en cuanto a la tercera los Elefantes siempre andan en manadas, el mayor en días, guía el escuadrón, y el inmediato a éste en edad, le pone en orden, dan la ventaja a los mayores, y más ancianos en el lugar, y en la comida, y bebida, que es sombra de la virtud de la observancia, Plinio, lib. 8, cap.5. y Nieremberg.
Fray Antonio de Fuentelapeña